Por que mi perro tiene pesadillas

perro durmiendo
Como duermen los pajaros
La ciencia nos dice que los perros tienen sueños muy parecidos a los de los humanos, y el proceso es muy similar. Es probable que haya visto las patas de su perro contraerse y haya oído los gruñidos y los sonidos de las burbujas cuando su perro se duerme. Como sabemos, no todos los sueños que tenemos son buenos sueños y a menudo podemos tener pesadillas. Ya que los perros sueñan como nosotros, es seguro asumir que los perros también pueden tener pesadillas. En lugar de perseguir a una ardilla en un árbol, tal vez en su pesadilla, la ardilla los persigue y ellos huyen de ella. Exploremos por qué los perros tienen pesadillas y qué se debe y no se debe hacer si tienen una pesadilla.

Por que mi perro tiene pesadillas

Si su perro tiene una pesadilla, hay algunos signos comunes a los que puede estar atento. Si están teniendo un sueño agradable, su perro puede tener las patas movidas, mover un poco las orejas, o puede ver que sus ojos se mueven o que sus párpados se mueven. Es probable que no haya signos de ningún miedo o estrés evidente en el estado de sueño de su perro y que parezcan estar tranquilos y contentos con su sueño. Sin embargo, si su perro tiene algún tipo de pesadilla, puede notar que gruñe mientras duerme junto con otros signos como párpados que se mueven y patas que se mueven. También puede oírlos ladrar un poco o incluso aullar mientras sueñan. Esto podría indicar que algo les asusta o molesta mientras sueñan. Su perro también podría quejarse y gimotear en su estado de sueño. Si nota que su perro se despierta de un sueño profundo de repente y como si algo le hubiera asustado, esto también podría indicar que acaba de despertarse de una pesadilla. Es similar a cuando los humanos se despiertan frenéticamente de una pesadilla en medio de la noche para encontrarse sudorosos, calientes y sonrojados. Después de que el perro se despierta, a menudo se puede sentir que tiene las patas húmedas y sudorosas.

Pesadilla de los perros

¿Qué pasa exactamente durante una pesadilla? En primer lugar, los perros tienen un patrón de sueño muy similar al de los humanos. Los cerebros de los perros son estructuralmente similares a los nuestros, por lo que su proceso de sueño también es similar. Los perros pasan por diferentes etapas de sueño, las dos principales son REM y SWS o sueño de ondas lentas. La etapa de sueño SWS es cuando el proceso mental y la actividad cerebral de un perro se ha reducido, pero los músculos y las reacciones siguen siendo los mismos que si estuvieran despiertos. A partir de ahí, entrarán en la etapa del sueño REM, donde su cuerpo se relajará completamente y la mente seguirá trabajando a plena capacidad – los pensamientos de la mente siguen trabajando rápida y vívidamente. REM es donde su perro experimentará sus pesadillas. Las pesadillas se sentirán muy reales y vívidas en sus mentes, por lo que vemos patas que se mueven, gruñidos, gruñidos, e incluso se levantan y caminan de vez en cuando. Los estudios sobre los perros que sueñan han descubierto que su perro entrará en REM y comenzará a soñar unos diez o quince minutos después de quedarse dormido.

Con que sueñan los perros

Todos hemos oído hablar de las fases del sueño y sus diversas interpretaciones. Sabemos algo sobre los sueños humanos, pero ¿qué sabemos sobre los sueños caninos?

Bueno, vamos a responder a esa pregunta para usted. Al igual que los humanos, los perros pasan por diferentes fases del sueño. La primera se conoce como Sueño de Onda Lenta. Está intercalado con varias fases de sueño profundo, la conocida fase REM (Rapid Eye Movement). Es en esta fase en la que el perro sueña y suele ocupar aproximadamente un tercio del sueño.

Según los expertos, gracias a los sueños los perros fijan sus experiencias y todo lo que han aprendido durante el día.

¿Cuánto duerme mi perro?

Ahora que sabemos que nuestros perros están soñando, veamos las horas que duermen. Debemos saber que para responder correctamente a esta pregunta debemos tener en cuenta varios factores como la edad del perro, la actividad que el animal ha tenido durante el día o incluso la raza.

¿Sabía usted que los cachorros pueden dormir hasta 20 horas al día? Sí, como los bebés, pasan la mayor parte del día durmiendo hasta que tienen unos 3 meses.

Todas estas horas de sueño, por mucho que parezcan, son necesarias para los cachorros, ya que se adaptan mejor a su nuevo entorno.

A medida que crecen, las horas de sueño disminuyen y se distribuyen a lo largo del día. A partir de un año de edad, los perros son considerados adultos, y duermen alrededor de 13 horas distribuidas a lo largo del día. Durante la noche pueden dormir unas 8 horas, y el resto del sueño se divide en pequeñas siestas, especialmente cuando vuelven de los paseos.

Una vez que han alcanzado la edad de 7 años, los perros entran en la vejez. A esta edad las horas de sueño vuelven a aumentar, casi tanto como cuando eran cachorros. Pero esta vez no se trata de un período de adaptación, sino de la edad avanzada, con la que comienzan a aparecer enfermedades de desgaste como la artritis. Los perros dormirán durante unas 18 horas o más, dependiendo de si tienen alguna enfermedad y de si es grave o leve.

La estación meteorológica en la que estamos siempre condiciona las horas de sueño de nuestra mascota. En invierno, los perros suelen dormir más horas de lo habitual. En general y como nosotros los humanos, pasan más tiempo en casa y el deseo de salir a pasear se vuelve escaso. Lo que buscamos es un lugar cálido para descansar, como nuestro perro.

Sin embargo, en verano las cosas cambian. El calor sofocante perturba nuestro sueño. No somos capaces de pasar una noche sin levantarnos varias veces para beber agua o encender el ventilador. Los perros también se levantan varias veces, beben agua y se mueven buscando las partes más frescas de la casa, como el baño o el suelo de la cocina. Y si hay espacio cerca del ventilador o del aire acondicionado, ¡mucho mejor!

Echa un vistazo a nuestro artículo donde te damos algunos consejos para evitar el golpe de calor en nuestras mascotas.

La fatiga es un factor clave del que dependerá el sueño de nuestra mascota. Hay días en los que podemos pasar todo el día con nuestro perro en el parque, el campo o la playa, corriendo y jugando con él. Estos días significan un esfuerzo extra y actividad física para cualquier perro que viva en un piso y no esté acostumbrado a correr excesivamente todos los días. Esto es lo que suele suceder cuando vamos con nuestra mascota a la casa de un amigo o un miembro de la familia. El perro termina exhausto y esa noche duerme más y mejor que de costumbre.

Algo similar ocurre también cuando nos vamos de viaje. Nuestra mascota puede dormir todo el camino o ponerse tan nerviosa que cuando llega a su destino está exhausto y sólo quiere dormir.

Además, cuando recibimos visitas en casa, el perro se estresa, ladra, salta y quiere jugar con el visitante a toda costa. Esto los agota y al final del día también se nota en las horas de sueño.

Lo más importante es que dejemos a nuestra mascota dormir lo que necesita. Las horas de sueño, al igual que para nosotros, son muy importantes para cargar las baterías de nuestras mascotas. Y, obviamente, los perros sueñan. Si ves algo anormal en el sueño de tu mascota, es mejor que lo compruebes con tu veterinario para asegurarte de que no es un problema serio.