Cómo usar un bralette de encaje

bralette
Cómo usar un bralette de encaje
La ropa interior, en general, siempre ha sido la más descuidada. Todos tenemos un bonito juego de encaje asignado para alguna noche especial, pero nada más. El resto es básico, cómodo y nada que ver con los demás. Pero eso ha pasado a la historia desde la llegada de ropa como la bralette, porque ha logrado reinventar el clásico sostén y encontrar el punto medio entre la comodidad y el diseño.

Cómo usar un bralette de encaje

Atrévete a combinar una blusa blanca con una falda de color. Dejando un par de botones desabrochados podrá ver, de forma discreta, su hermosa pulsera. También puedes llevar un bralette negro con una blusa transparente en una fiesta o celebración.

Apuesta por los tonos pastel si eres clásico y siempre tienes uno en blanco y negro que nunca falla. Si eres atrevida, opta por colores oscuros y fuertes para dar un toque diferente a cualquiera de tus trajes.

¿Qué es un bralette?

El bralette es una prenda de vestir femenina que combina elementos de un sujetador tradicional con la forma de una camiseta deportiva o un top de tirantes. Deben estar cerca del pecho, actuando como si fuera un sujetador normal pero sin tallos o relleno. Esto lo hace mucho más cómodo.

Básicamente, el bralette es un sostén que, además de sujetar, completa un aspecto simple dándole un toque especial.

Se puede llevar como ropa interior o como prenda exterior, luciendo total o parcialmente con blusas o prendas abiertas. Como son sostenes de exhibición, sus diseños son diversos tanto en tejidos como en colores.

Pero no piense que es una moda de los últimos años, los primeros bralettes aparecen en los años 40. Pero es a partir de 2010 cuando cobran todo su protagonismo, sobre todo desde que algunas celebridades empiezan a usarlas y su amplia difusión en las redes sociales.

¿Cómo se combina un bralette?

Esta puede ser la parte más complicada. Estoy seguro de que has comprado más de una y ahora no sabes cómo combinarla. Y ahí están en el cajón esperando su oportunidad porque crees que no es una prenda de uso diario, o al menos no puedes encontrar la manera de usarla.

La verdad es que, aparte de ser hermosa, algunas mujeres pueden encontrar demasiado atrevido usarla como top. Y estoy seguro de que has visto miles de formas de combinarlo en Pinterest, pero no te sientes cómoda llevándolo así.

Bueno, has venido al lugar correcto. A partir de hoy, verás que puede ser una prenda muy versátil y podrás usarla todos los días.

Y por supuesto, hay formas de llevarlo para mostrarlo, y formas más discretas de llevarlo.

  • Con una camisa
    Es una de las opciones más observadas y menos atrevidas. Puedes usarlo con camisas normales para el día a día, o con camisas transparentes para salir por la noche. Todo depende del momento.
  • Con camisa blanca
    La camisa blanca nunca falla, y la combinación con un bralette es perfecta para mil y un momentos. Puede ser tu traje para la oficina y tu traje para la cena. Puedes llevarla anudada a la cintura, con un par de botones abiertos, o con un blazer encima. Libera tu imaginación y tendrás mil opciones para combinar ambas prendas.
  • Con un escote en la espalda
  • Si eres del tipo que no le gusta enseñar demasiado, esta es tu mejor opción. Busca una blusa, camiseta o vestido sin espalda. Es la mejor manera de llevar una braleta y olvidarnos de esos típicos sujetadores que no nos gusta ver.
  • En la camiseta
    Esta forma de llevarlos se hizo muy popular desde que Kendall Jenner lo implantó. Es igual de sexy pero tiene ese toque moderno y diferente.
  • Con pantalón de peto
    Combinar dos tendencias es siempre una buena idea, y no hay nada mejor para un look urbano y casual que un babero vaquero, o cualquier otro estampado, que un bralette como top de cultivo.
  • Con blazer
    Perfecto para una cena especial, una celebración o una noche de fiesta. Se ve elegante, femenino y sexy.
  • Con el suéter
    En invierno también puedes llevarlos bajo un suéter con un cuello en v pronunciado o un hombro caído. Es ciertamente una forma sensual de llevarlo.