Aquopolis cullera

aquapark
Aquopolis cullera
El Aquopolis de Cullera es un parque acuático diseñado para que toda la familia pase un día divertido y cargado de adrenalina jugando con el agua. Este centro de ocio, en el que el agua es la protagonista absoluta, se encuentra a sólo 2 minutos del centro de Cullera. Su tamaño, atracciones y diseño lo convierten en un parque perfecto para visitar en familia.

Aquopolis cullera

Aquopolis Cullera es el lugar más refrescante de toda Valencia. Ideal para jóvenes y mayores, gracias a una amplia variedad de toboganes para todas las edades y para aquellos que buscan sensaciones fuertes, así como para los que prefieren toboganes más tranquilos. No puedes perderte una piscina de olas, que encontrarás en un entorno tropical, un lago que puedes atravesar por medio de anillos y superando diversos obstáculos, y un jacuzzi que se encuentra en la cima de un volcán.

Aquapark valencia

  • Mini zig-zag: Situado a más de 20 metros de altura, este tobogán con forma de serpiente se retuerce, teje y serpentea de manera que crea divertidos recovecos, excitantes curvas, excitantes saltos y caídas muy rápidas. El subidón de adrenalina está garantizado. Estatua mínima de 1,20 m.
  • Agujero negro: Un tubo negro cerrado que no te permite descubrir sus misterios hasta que estés encima de él. Un emocionante viaje para la mente y el resto de los sentidos.
  • Rápidos: Una de las atracciones más famosas de toda la Aquopolis de Cullera. Tres modelos diferentes de recorrido (verde, naranja o azul) con más de 100 metros de distancia. La velocidad dependerá de la posición que tomes. Uno de los toboganes tiene un tramo de 45 metros en la oscuridad. Para terminar unos arcos de piedra, que simulan los arcos aztecas, anunciarán la llegada al final de la ruta.
  • Cobra loca: Sola o acompañada, en una carroza, el viaje serpentea a través del cuerpo de una serpiente gigante. Un tobogán ovalado con secciones abiertas y cubiertas, excitantes giros y pendientes inesperadas. Altura mínima para poder montar 1,40 m.
  • Jacuzzi del volcán: Un espacio para relajarse lleno de burbujas y chorros que alivian la tensión y recuperan la fuerza para continuar con otras atracciones más agotadoras. Recomendado para todos los públicos. Los niños pequeños deben ir acompañados por un adulto.
  • Mini parque: Los niños son los verdaderos protagonistas de Aquopolis Cullera. Esta zona es exclusiva para niños menores de diez años y tiene una profundidad máxima de 40 centímetros. El espacio cuenta con numerosas cascadas, chorros de agua, pasarelas para desplazarse por el castillo y pequeños toboganes para lanzar el agua. Esta zona está supervisada en todo momento por socorristas profesionales que velan por el bienestar de los niños más pequeños. Aún así, los menores deben estar siempre acompañados por un adulto.
  • Polinesia: Piscina poco profunda con toboganes abiertos y cerrados. Esta instalación también tiene hongos gigantes, chorros que salpican todo el lugar, bolas partidas por la mitad que se llenan de agua y la liberan de una sola vez e incluso una piscina de bolas.

Viajar a Aquopolis cullera

Los niños menores de 0,90 m pueden entrar gratis. La entrada de niños es para aquellos entre 0.91 m y menos de 1.40 m.

El complejo tiene un aparcamiento, taquillas y casilleros para dejar las pertenencias, un servicio de enfermería y alquiler de hamacas y dispositivos de flotación. También tiene una amplia gama de restaurantes que van desde la comida rápida hasta el autoservicio o los quioscos de primeros auxilios. En la tienda, los visitantes pueden comprar recuerdos o artículos de primera necesidad.

Se puede acceder al parque con comida del exterior siempre y cuando no se traigan cristales o latas. Si quieres comer fuera, sólo tienes 20 minutos, de lo contrario tendrás que volver a pagar la entrada.

Las carrozas están incluidas en el precio de la entrada pero también existe la posibilidad de alquilar una carroza para uso personal durante toda la visita.

Aquopolis Cullera ha pensado en aquellas familias a las que les gusta disfrutar de un poco de privacidad y dispone de zonas VIP con hamacas e incluso mesas y sillas para comer lejos de la multitud. Para disfrutar de estas ventajas es necesario reservar con antelación en la taquilla. Es un servicio extra que se paga por separado.